“La sociedad parece tener una costra”, consideración de Benjamín Castillo Plascencia, Obispo de la Diócesis de Celaya , al lamentar y alarmar porque cada día se comete un asesinato y, sin importar quien sea el responsable, solamente destruye a la familia, que es la base del tejido social.

El Obispo de Celaya, calificó de grave y lamentable el asesinato de los tres menores ocurrido en San Miguel de Allende, donde se maneja la hipótesis que puedo ser el padre de familia o policías, situación aún más crítica, dado que son las dos figuras que deben procurar por el bienestar de la propia familia.

Por ello, tanto la iglesia como la familia y la propia autoridad de gobierno, deben procurar por la educación y los valores en el seno familiar, que es justamente donde empieza la formación de las personas.

Si bien el Obispo Castillo Plascencia reconoció que, la mayoría de los crímenes están relacionados con el crimen, tal parece que, la sociedad se está acostumbrando a que ocurran y no velan en su procuración, dado que solamente provocan la desintegración de la propia familia.

Comments

comments

Compartir
#elcelayense es una página de periodismo objetivo, fresco y veraz. El objetivo es acercarnos cada vez más a la audiencia a través de la tecnología, pero siempre cuidando la calidad de nuestros contenidos. Toda colaboración puede ser enviada a elcelayensemx@gmail.com Contáctanos: elcelayensemx@gmail.com