Inseguridad no es percepción, es una realidad que lastima

La inseguridad no es percepción, es una realidad que lástima a la sociedad, y por ello, sólo se podrá aminorar con la participación de todos.

Fue la consideración de Benjamín Castillo Plasencia, Obispo de la Diócesis de Celaya, al lamentar los últimos acontecimientos en la ciudad, como asesinatos, asaltos y hasta la liberación de (presuntos) asaltantes detenidos.

Castillo Plascencia opinó que, “la seguridad no es percepción”, y el único mensaje que se manda cuando se dejen libertad a los delincuentes es, que en realidad no hay valores en la sociedad y cada quien puede hacer lo que se le venga en gana, dado que para fomentar la seguridad, deben de aplicarse la ley siempre con el mismo criterio.

El Obispo de la Diócesis de Celaya reiteró su exhorto para que, dentro del seno de la familia se fomentan los valores, como también de gobierno, se unen por una misma causa del bien común, no como algunos partidos políticos que utilizan este tema de la seguridad para -según ellos- hacer política, cuando lo único que ocasiona es mayor daño.

Comments

comments