Celaya un desastre en Nomenclatura

Calles con nombres como: Pampelmusa, Cuasimo, Secoya, Mombax, Lichi, Melojo, Aleanto, Anon, no deberían de existir en la ciudad, errores que deben de evitarse para buscar normar la nomenclatura en todo el municipio.

Fernando Amate Zúñiga, cronista de la ciudad, y quien es miembro del Comité de Nomenclatura, junto con autoridades Desarrollo Urbano, Instituto Municipal de Información Planeación y Estadística (IMIPE) y el historiador de la ciudad, dijo desconocer por qué se autorizaron estos nombres tiempo atrás, dado que no cumplen con los lineamientos.

Ahora se enfrenta un complicado escenario para poder adecuar los nombres al español y que sean reconocidos, dado que intervienen otras dependencias como Hacienda, Servicio Postal Mexicano, Catastro y Impuesto Inmobiliario, Registró Público de la Propiedad y, además, una serie de factores que tendrían que adecuarse por un simple cambio de nombre de la calle.

Lo único que el Comité de Nomenclatura puede hacer es: evitar que nombres raros sean asignados a colonias y calles en el municipio, además que también está permitido darle nombre a calles de personajes ilustres que aún estén en vida, cuando antes solamente se permitía como un homenaje póstumo.

De tal forma, Fernando Amate Zúñiga, reconoció que los celayenses, tendrán que vivir en una ciudad con nombres repetidos en calles y colonias, además que se adoptan modismos para nombrarlos que no pertenecen a los registrados.

Comments

comments