Despiden con Mariachi a Carlos Guapo (QEPD)

Con un emotivo homenaje, en el que participaron mariachis, fue despedido hasta su última morada el contador Carlos Guapo Mendoza, por familiares y amigos, quienes previamente lo velaron, lo acompañaron en misa de cuerpo presente y llevaron su cuerpo hasta el panteón municipal en Juventino Rosas.

En vida, una de sus últimas actividades de servicio a la sociedad, tenía el proyecto, junto con los miembros del Club de Leones, del que era miembro, crear una delegación de la Benemérita Institución Cruz Roja, pero el artero y cobarde asesinato, dejó trunco el proyecto, aunque frente a sus restos, se prometió hacer realidad el plan el año próximo.

La misa de cuerpo presente se desarrolló en la parroquia de la Santa Cruz, a las 11:30horas en donde el párroco pidió al Altísimo la resignación de todos sus familiares cercanos y del círculo de amistades que a través de los años y cultivó y conservó hasta que los delincuentes le arrebataron la existencia.

Los integrantes de un mariachi con los que tuvo amistad, pues eran los conocidos porque siempre participaron en las alegrías de la familia, también le rindieron homenaje a través de las notas musicales y canciones, que fueron de la preferencia de Carlos durante las reuniones hogareñas.

En realidad el homenaje fue austero, no hubo gran concentración de personas, solo sus más allegados y cuando todos se concentraron en el panteón municipal, se interpretaron otras canciones como “A mi manera”, para posteriormente, depositar el féretro color caoba en su última morada.

Pero antes su esposa, su mamá, sus hijas y acompañantes, colocaron rosas rojas, como símbolo de que el recuerdo del hijo, el esposo, padre y amigo vivirá por siempre en la memoria de quienes lo conocieron.

Su mamá además de colocar una rosa roja, lo despidió con una bendición y algunas oraciones como si sólo se iría por una temporada, mientras todos los asistentes observaron la escena con gran respeto.

Nadie se retiró hasta que los trabajadores colocaron las lozas de concreto que sellaron el ataúd de madera, en el que reposarán por siempre los restos del amigo Carlos Guapo Mendoza, una víctima más de las estadísticas de la violencia que hay en todo el país, y en Guanajuato aunque los responsables de la seguridad se nieguen admitir.
Descanse en paz Carlos Guapo Mendoza.

Comments

comments