“Ofrenda de Cera Escamada”, tradición de arraigo

Las ofrendas de la cera, una tradición arraigada entre los cortazarenses producto de una gran fe devota, se mantiene vigente como en los viejos tiempos, aunque con algunas modificaciones que desvirtuaban el fin.

Este año, la participación de los gremios se mantuvo, aunque creció el número de peregrinos que acompañan a las ceras, que son verdaderas obras de arte, de acuerdo con la imaginación y la inventiva de los artesanos locales.

Durante la semana participan los miembros de los gremios, los que salen del tianguis de la Central, y en su peregrinar hasta llegar a la parroquia de San José, dan la oportunidad a los ciudadanos de admirar los trabajos de la cera escamada.

Pero en este año, al igual de por lo menos tres anteriores, las autoridades eclesiásticas en coordinación con el gobierno municipal, aplicaron restricciones que a los religiosos le pareció falta de respeto a la iglesia.

Las prohibiciones en la peregrinación, son suprimir la burrita a la que cargaban con dos vasijas con bebidas embriagantes y como todos los peregrinos comenzaban a beber, hacían muchos “desfiguros” y así llegaban al templo.

A los comerciantes y tablajeros les correspondió peregrinar también lo hicieron los choferes y transportistas en el que participó el candidato Hugo Estefanía como miembro de los camioneros, donde restan por participar los miembros de los gremios de los empleados, escuelas, deportistas y jóvenes para cerrar los jitomateros y lechugueros.

Comments

comments