Al menos otro contingente de 600 elementos del Ejército arribará a Guanajuato para sumarse a los 200 efectivos de la Secretaría de Marina, para implementar operativos de vigilancia en las zonas de conflicto de la entidad.

Así lo confirmó Diego Sinhue Rodríguez, Vallejo, gobernador del Estado, luego de recibir una llamada del Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo; quien dijo que, del personal de la SEDENA, 300 son paracaidistas y el resto forman parte de grupos especiales.

En total serán 800 los elementos de las Fuerzas Armadas que estarán vigilando el Corredor Industrial y el sur del estado, a quienes se les integrarán personal de las Fuerzas de Seguridad Pública y de las policías municipales. Dichos puntos estratégicos se habrán de establecer en Pénjamo y Valle de Santiago, para que puedan cubrir los municipios aledaños.

“Esta acción es un refuerzo a la vigilancia, hoy la Federación toma en serio el problema en Guanajuato, que es derivado de un delito federal que es el robo de combustible y están tomando acciones importantes como es el despliegue de estas Fuerzas Armadas”.

Las colonias serán vigiladas por un primer círculo integrado por los policías municipales, y el segundo por los elementos de FSPE, mientras que las entradas a las ciudades y comunidades así como carreteras estarán a cargo del Ejército y la Marina.

Comments

comments