Dagoberto Serrano, presunto acosador

El expediente 195/2019/C-I de la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato consigna una investigación por lo que podría ser acoso sexual, violencia de género y acoso laboral de parte del director del Instituto de Arte y Cultura de Celaya, Dagoberto Serrano, hacia una trabajadora. Sí, ese mismo del que el personal femenino se queja porque da abrazos que no le piden…

LA DENUNCIA

Dicho expediente, del cual elcelayense.com.mx cuenta con copia de algún material integrante (y que menciona a este mismo sitio de noticias como parte de lo aportado por la afectada), queridos lectores, habla de linduras como: mensajes citándola en algún hotel, contacto físico sin consentimiento a solas en oficinas cerradas, contacto físico sin consentimiento en público, apodos y burlas en público, así como gritos y amenazas frente al personal, todo a la misma persona.

Según el documento, la afectada habría acudido “aterrorizada” a la presidencia municipal buscando ayuda al ser perseguida en el momento por el antes mencionado, ingresando a pedir auxilio a la oficina de algún edil, por lo que la investigación integra las declaraciones de más de dos trabajadores del palacio municipal y regidores en sentido afirmativo.

NO ES NUEVO

Lo anterior se suma a las varias recomendaciones de Derechos Humanos que van de forma directa o bien engloban al controversial miembro del gabinete, quien ya levanta ámpula entre el cabildo panista porque, a decir de ellos, siempre que protagoniza un escándalo sale perdiendo toda la administración.

Podemos recordar aquel asunto del espejo, si no lo supo porque vive debajo de una piedra, querido lector, aquí lo puede encontrar. Resulta que tras esta pifia que todavía no se solventa del todo, el osado director, que en el audio afirma que les subirá el sueldo a dos mujeres presentes, intentó efectivamente subírselos sin presentar un estudio de cargas de trabajo, por lo que obtuvo un rotundo “no” del Consejo Directivo, incluyendo al síndico Jorge Armengol, y en su lugar ese dinero pasó a elevar el salario de los trabajadores que menos ganan. Vaya, que si es presunto agresor, también es presunto benefactor de otras mujeres… qué equilibrio.

OTRA MUJER AGREDIDA

Pocos días después, podemos recordar, hizo otro papelón despidiendo a la maestra Virginia Hernández, una institución en sí misma, solamente seis meses antes de que se jubilara. Y aunque la maestra, con todas las credenciales sostuvo que no era decisión de ella y que aquel mentía diciendo que era un retiro voluntario, Serrano tomó la inteligente idea de sostener su versión hasta hacerse bolas con las cuentas de Facebook y defenderse desde cuentas ajenas, lo que causó risas entre la comunidad cultural que llevaba el hilo del tema.

MAL PERDEDOR

Por cierto, tras el traspié, la alcaldesa tuvo que salir a corregirle la plana al director y Virginia fue reinstalada el resto de su periodicidad en el centro interactivo Ximhai, donde toooodo el personal tiene, por orden del director vengativo, la estricta orden de no proporcionarle material alguno ni dirigirle la palabra a la profesora, quien ofrece talleres a niños y jóvenes de la colonia Las Américas sin ningún costo.

Y es que son bien conocidas las venganzas del señor de los panderos. Dificilmente hay otra dirección con mayor rotación de personal que Cultura, con entre 30 y 40 cambios desde la llegada del actual titular, entre despidos y, de plano, renuncias.

De forma diametralmente opuesta, un trabajador de poca trayectoria en el Museo de Historia pasó rápidamente a ser el director de Ximhai, y tras otros cambios subió a la dirección de Eventos.

Se sabe que este joven hasta hace pocos días tuvo la oportunidad de conocer el nombre de la directora del Instituto Estatal de Cultura. Preguntarse por qué está donde está es un acto de sensatez.

EL BUEN JUEZ…

Ah, pero Serrano no se conforma con poner orden dentro de sus facultades, no; si tiene oportunidad ordena las oficinas de otras personas, acusándolas de esto y aquello con Secretaría Particular, lo que ha derivado en más de algún despido. Sin duda un vigilante ejemplar.

POR SU CASA EMPIEZA

Así hubiera vigilado el equipo de cómputo a resguardo del personal que gobierna. Y es que hace unos meses un sujeto muy vivo entró a las oficinas de la Casa de la Cultura haciéndose pasar por personal de mantenimiento, revisó unas computadoras y se las llevó para seguirlas arreglando “en la oficina”. Por supuesto todo era falso, así que fueron timados con singular alegría y el señor director encontró como solución poner a las administrativas a vender frituras en el auditorio Tresguerras, fuera de horario laboral, para reponer el costo de los equipos extraviados debido a que no existe un protocolo de seguridad. Dejando de lado claro, que es facultad y deber del Director crear dicho protocolo y que entonces la culpa es suya porque el personal actúa con lo que tiene, y los proveedores de herramientas son los mandos de las instituciones aquí y en China. Pero este director, amable lector, jamás tiene la culpa de nada.

Como tampoco tuvo la culpa cuando a los jurados de un concurso de murales los convenció de elegir a otro concursante que no era el ganador, “porque él necesita el dinero…”, porque usted sabe que la gestión cultural es cuestión de caridad, no de calidad. Sí, parte del jurado nos lo dijo. Hablamos de más de 30 mil pesos malversados, pero estamos seguros de que eso no fue y se lo contó a Omayra Morales.

Y OTRA…

Bien es sabido el poco aprecio que el funcionario tiene por las regidoras de oposición; hace unos meses, en un acto protocolario, mientras la regidora Mónica Delgado hablaba en un evento del Instituto de la Juventud, el funcionario que había tenido un roce recientemente con la edil, “casualmente” recibió una llamada, y como era muy importante se retiró a atenderla enfrente de toda la gente, muy a pesar de que la regidora incluso hizo mención al micrófono de aquella grosería, el director no pidió ninguna disculpa.

No es novedad este tipo de actitudes, se sabe que todo el personal tiene la orden de no mencionar siquiera en los eventos donde estén presentes dichas regidoras.

Para ser un director que siempre pregunta “cómo está tu corazón”, tiene uno muy rencoroso…

Material existe, mucho, mucho. Pero por ahora hasta aquí la dejamos.

 

 

Comments

comments

COMPARTIR
Nota anterior“Mujer Escucha, Esta es TU Lucha”
Nota siguienteExplota Auto Bomba en Base de Guardia Nacional
El Padre Kino es un autor producido con las mejores uvas de la viña del señor. Es columnista exclusivo de elcelayense.com.mx y todavía ningún médico ha podido diagnosticarle esquizo. Cualquier problema con esta galana pluma hágalo saber para tomar nota en nuestra máquina de escribir invisible.