Estado abandona a familiares de personas desaparecidas

Familiares guanajuatenses exigieron justicia por más de 200 casos sin esclarecer por parte de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, a través de la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de las Desapariciones Forzadas.

Personas de más de 15 municipios del bajío, ciudad y Estado de México, se reunieron para motivar los trabajos con agrupaciones civiles llamadas “Personas Desaparecidas”, “Sembrando Comunidad” y “Mariposas Destellando, buscando Corazones y Justicia”.

La mayor concentración se dió en Irapuato en el campo deportivo conocido como “El hoyo”, donde también acudió la Presidenta del Comité Directivo de Amnistía Internacional, Marcela Villalobos. Ahí el colectivo “Sembrando Comunidad” llevó la develación de placas junto a las familias que adoptaron la consigna “Vivos se los llevaron y vivos los queremos”, además de hablar de sus experiencias ante la Fiscalía General del Estado.

Los colectivos “Sembrando Vidas” y “Personas Desaparecidas”, han acumulado 185 casos de más de 15 municipios donde la principal queja es la falta de investigación.

En Celaya el colectivo “Mariposas Destellando”, creado en Ciudad de México, reunió a los familiares de 25 desaparecidos de Apaseo el Grande, Celaya y Salvatierra.

De acuerdo a la Coordinadora del colectivo y la representante en Guanajuato, Laura Curiel y Angélica Samudio, gracias al trabajo de la sociedad civil mejoró la cultura de la denuncia, sin embargo, muchas personas desisten por miedo a represalias y falta de confianza en las autoridades.

Los activistas reconocieron que la recién implementación de la ley general de personas desaparecidas es consecuencia de la insistencia de familiares y al menos cinco colectivos con presencia en Guanajuato.

Familiares se dijeron convencidos de que los avances en las carpetas de investigación son gracias a la exigencia de la organización civil, previo a ello los resultados de la Fiscalía eran prácticamente nulos, por ejemplo con la recopilación de pruebas y el seguimiento.

Como una de las faltas más graves por parte de las autoridades estatales, las familias señalaron que persiste la criminalización a las víctimas y la evasión de los procesos, “cuando íbamos a denunciar nos decían que volviéramos después, que a lo mejor aparecía”.

Al respecto la presidenta del Comité Directivo de Amnistía Internacional, Marcela Villalobos, remarcó que la falta de capacitación es evidente en las fiscalías así como la falta de sensibilidad.

José Gutiérrez de la agrupación de Personas Desaparecidas, añadió que hay un alto grado de inconsistencias en los procesos de investigación y una afectación a las familias que se intenta combatir a través de acompañamiento y actividades colectivas para reanimar a las víctimas, quienes además sufren de violencia al denunciar.

Caso omiso a los llamados de Amnistía Internacional

La organización con presencia en más de 150 países, informó que Guanajuato está en la mira por el grado de negligencia y abuso de autoridad, por ejemplo, el caso que saltó a la opinión pública por las madres de desaparecidos que fueron reprimidas y violentadas por parte de elementos de seguridad.

Informó que hay dos cartas abiertas a las autoridades estatales, una por la violación a los derechos humanos de las mujeres de Irapuato y la represión a más de 20 feministas de León, ambos documentos en espera de una respuesta.

Desde 2011 Guanajuato como otros estados se mantiene en crisis en materia de derechos humanos, pues los familiares viven una “tortura” emocional por la condición de indefensión que enfrentan, señaló.

Indicó que en México se registran 70 mil personas desaparecidas y cuatro mil fosas clandestinas en los últimos años.

Algunos de los municipios que dan seguimiento a sus carpetas de investigación, apoyados por colectivos son: Salamanca, León, Apaseo el Grande, Valle de Santiago, Cortazar Juventino Rosas, Villagran, Jaral del Progreso, Uriangato, Moroleón, Salvatierra Cuerámaro, Pénjamo Tarandacuao y Jerécuaro.

Comments

comments