“Tu amor es como un río, Coparmex”

Francisco Céspedes vendría a amenizar las Fiestas de Fundación a propuesta de un ahijado de la COPARMEX, sería por una suma adicional a los dos millones de pesos ya asignados para estos festejos de los que dicho sea de paso, se sabe poco.

El autor de “Remolino” es el espejito vendido debido a las dificultades técnicas para integrar el Patronato de la Feria, un premio de consolación quizá, aunque no sabemos qué compromiso tan grande tenga esta administración que si no puede pagar por un lado paga por el otro, pero de que paga, paga.

No sabemos tampoco el programa de las mencionadas fiestas, pero lo que de veras nadie sabe es en qué cabeza cabe gastar dos millones de pesos (o más) en eventos en plena pandemia. La cultura es una parte básica del desarrollo humano, pero lo es más seguir respirando, y esos recursos serían de gran ayuda en la prevención de contagios.

UNA ASÍ COMO QUE NO ME DOY CUENTA

A pesar de la opinión pública en contra del curso de las cosas, Adiel Ramos va con un discurso de continuidad y contrata fotógrafo y campañista en su búsqueda de ser presidente de esta -siempre fiel- ciudad. En sus redes pueden verse fotografías, breves párrafos que construyen la historia de un hombre que las puede y las hace, actividades positivas y todo eso que indica que se te anda como que despertando el ímpetu político, que estás llegando a la edad de la punzada electoral.

No sabemos si esto es un suicidio político con estilo, algo de lo que Silvia Pinal diría “acompáñenme…”, la clara señal de que la caballada del gobernador está muy flaca, o las tres cosas a la vez.

Todo el mundo tiene derecho a hacer su luchita, pero la falta de rompimiento en el discurso, de disrupción, es lo peor que puede abrazar el panismo si quiere conservar la silla en el 21. Bueno hay cosas peores, como entregarle el partido al empresariado, pero eso la primera edil lo sabe bien.

¡QUE SÍ SOY, SÍ SOY!

En recientes fechas los medios han comenzado a referirse al regidor Uriel Pineda como “regidor sin partido”, pero esto no convence al amigo de Ricardo Sheffield, e insiste en que es regidor por Morena, pésele a quien le pese.

Argumenta que él llegó por el partido obradorista y que tenga opiniones completamente afines al panismo y contrarias a Morena no es ningún obstáculo para que le despinten el logo guinda.

Y es que el colocado por el PES es no tan reconocido en el morenismo como regidor de morena, pero sí como “el concha de chocolate”, porque es moreno por fuera pero por dentro puro pan.

Lo cierto es que está en su derecho de pedir que se le diga de tal o cuál manera, aunque el hábito no haga al monje. Y vaya qué hábitos tiene a la hora de votar.

Comments

comments

COMPARTIR
Nota anterior¡Balacera en La Luz Hay Muertos y Heridos!
Nota siguiente“Población Puede Confiar en la Policía”
El Padre Kino es un autor producido con las mejores uvas de la viña del señor. Es columnista exclusivo de elcelayense.com.mx y todavía ningún médico ha podido diagnosticarle esquizo. Cualquier problema con esta galana pluma hágalo saber para tomar nota en nuestra máquina de escribir invisible.